Rolling Stone y la sexualidad como obligación femenina

¿Han notado algo raro en las portadas femeninas de Rolling Stone en digamos, los últimos 20 años? ¿No? Pues la periodista de Fusion, Kesley McKinney, sí. Resulta que en 244 veces que Rolling Stone ha tenido una mujer en portada, se repiten 3 perturbadores patrones estéticos:

Las mujeres siempre salen o con playera pero sin brasier, o con brasier (top de algún tipo) pero sin playera, o en primer plano (y frecuentemente desnudas).

En cuanto a los pezones, el tema es aún más controversial, pues si bien en portadas como la de OITNB los vemos a través de la muy delgada capa de tela de una playera, en muchos otros casos, como el de la portada de Nicki Minaj, éstos desaparecen mágicamente (da click aquí para ver más del curioso caso de los pezones invisibles de Rolling Stone).

De las 1200 ediciones que Rolling Stone (EUA) lleva en su historia, un tercio es protagonizada por mujeres; número del cual se desprenden las 244 portadas estudiadas. Al parecer Rolling Stone, una de las revistas musicales más importantes y viejas del mundo, sólo puede dar prioridad a las mujeres siempre y cuando éstas sean retratadas como un objetos sexuales, a menudo en estilos muy similares, perdiendo aún más cualquier dejo de individualidad y acercándose al estilo estético uniforme de la fotografía de producto. Si esto no es un claro ejemplo de la cosificación femenina, no sabemos qué es.

A continuación te compartimos los hallazgos de McKinney:

80 portadas de mujeres en camiseta sin brasier

image

35 portadas en brasier pero sin playera

image

 

44 portadas en primer plano y 26 portadas en desnudos

11748732_10153070756562831_661515955_n