La supermodelo de 50 años que también ama a The XX

Por: Eduardo Caballero

A finales de los 80, una modelo con un look poco convencional se manifestó ante el mundo de la moda. Se trataba de Kristen Mcmenamy, quien consiguió trabajar desde sus primeros años con reconocidos fotógrafos para campañas importantes – como las de Versace por Richard Avedon – y editoriales en publicaciones renombradas. La modelo estadounidense cambia de look igual de fácil como si cambiara de outfit. Su pelo ha sido corto, largo, negro, rubio, gris; y sus cejas siempre decoloradas. Gracias a esto, se puede decir que creó un estilo diferente para que las modelos se expresen sin seguir las reglas establecidas, y todavía persiste hasta la actualidad.

Kristen-McMenamy-Miles-Aldridge-Divorce

En los 90 se convirtió en una supermodelo, gracias a su look y a su trabajo evidentemente, pero también por su personalidad excéntrica. “Conformarse a todo te hace aburrido”, afirma Mcmenamy. “Aunque tenga 90 años, no quiero comportarme como la gente espera que lo hagas, como señora. Dicen que no puedes usar minifalda después de los cuarenta, pero yo usaré una si yo quiero.” Pero Kristen confiesa que ella haría lo que sea por una buena foto; “Quiero que cada shoot sea el mejor shoot de mi carrera. Soy un poco perfeccionista respecto a eso. Claro, una parte de mi creatividad proviene de la locura. Pero es bueno darle a la gente algo de qué hablar.”

La modelo, que cumplió 50 años el diciembre pasado, no deja de aparecer en shows ni editoriales. De hecho sigue siendo una modelo recurrente en el trabajo de diversos fotógrafos (como Tim Walker, Mert & Marcus, Steven Klein, Steven Meisel), en publicaciones (i-D, Dazed, LOVE Magazine, Vogue Italia), y campañas (Balenciaga, MAC, NARS). Y aunque esté ocupada, tiene tiempo suficiente para disfrutar un poco de música actual. “Me gusta Nirvana y ACDC, pero pienso que Marina & the Diamonds y The xx son muy buenos.”

Su hija, Lily Mcmenamy, heredó su figura y también ha desfilado para Saint Laurent, Kenzo y Gaultier. Sus gemelos aparecieron con ella en una campaña de H&M en 2011. Al parecer, la dinastía Mcmenamy persistirá, y no nos quejamos de ello.