Karlie Kloss le da una nueva y placentera definición a la palabra aspiracional.

Ella, junta con toda una nueva generación de modelos, representa un paso en la dirección correcta para la moda, lejos parecen –por fin– quedarse las imágenes de fragiles modelos que parecían poder romperse en cualquier momento que el aire soplara demasiado fuerte. Karlie, quién está a punto de alejarse del mundo del modelaje para estudiar Computación, código y psicología, representa una figura más saludable de belleza, que más que venderte delgadez gratuita, vende fuerza. Lo anterior es más que evidente en su nueva portada para la revista de agosto de Self, donde vemos a Karlie en todo su poderoso esplendor.
A continuación te compartimos las fotos, dinos qué te parecen.

11748604_10153085819662831_1692346629_n

11749345_10153085819642831_121772960_n

11756711_10153085819692831_1642086271_o