Por: Dulce Fernández

A finales de los setenta, cuando los hippies dominaban el mundo, nació Heavy Metal. No el género musical, sino una revista de historietas fantásticas de origen estadounidense, conocida principalmente por su mezcla de erotismo y ciencia ficción.

heavy-metal-movie

En 1981, canadienses y estadounidenses unieron fuerzas para crear un largometraje animado basado en distintos relatos de la revista. Hecha con un presupuesto de $9 300 U.S.D y tres años de produccion. Heavy Metal (la película), presenta historias cortas que exploran mundos fantásticos, seres extraños y anatomías imposibles. Todo esto acompañado de un soundtrack que reúne a muchas de las bandas que definieron el género sin saberlo.

Todo empieza con un Corvette que es conducido por un astronauta en el espacio. Se dirige a una granja estadounidense donde estaciona y baja cargando lo que parece ser un tesoro del espacio. El austronauta entra a su casa donde lo espera su hija. Abre el maletín y le muestra una esfera cristalina de color verde. La esfera se activa de inmediato y lo desintegra grotescamente. Posteriormente se presenta como Loc Nar, una imparable fuerza que es “la suma de todos los males” que corrompe y destruye todo a lo largo del tiempo y la historia. Para probar que esto es verdad, le permite a la niña vivir por esa noche mientras le narra las historias de los lugares que ha visitado y las tragedias que ha ocasionado. Historias eróticas y violentas que van desde un taxista cínico en la ciudad de Nueva York del futuro que enfrenta a la mafia; un nerd adolescente que se transporta a un mundo de espadas y brujería donde se convierte en un poderoso guerrero; un ataque de zombies en la segunda guerra mundial; drogas espaciales, sexo con robots y mutantes sanguinarios que son vencidos por una guerrera de cabello blanco que cabalga un ave gigante. El soundtrack se compone de 16 canciones, muchas fueron escritas especialmente para la película. Aparecen bandas como Black Sabath, Cheap Trick, Blue Oyster Club, Journey y sorpresas como Devo (con dos canciones) y Stevie Nicks.

En el 2009, South Park presentó en su doceava temporada Major Boobage (El Gran Tetaje), inspirado en Heavy Metal. El episodio tardó ocho semanas en ser completado (ocho veces lo que tardan en hacer un episodio normal) debido al uso de animación tradicional para ensamblar la parte de Heavy Metal dentro de la historia, la cual trata del cheesing, o el acto de drogarse con la orina de un gato.