Según Aristóteles, la felicidad es equiparable al placer y al bien, y depende de lo que hagamos con nuestra vida para alcanzarla. Ortega y Gasset, quien dedicó gran parte de su tiempo a resolver la duda de lo que era la felicidad, diría que este estado idílico consiste en estar plenamente satisfecho, sin embargo, esto no hace más que plantearnos de nuevo en qué consiste dicha satisfacción.

felicidad

 

Ricardo Luévanos (Guadalajara , 1986) partió de este círculo vicioso de preguntas en busca de la respuesta sobre lo que es la felicidad para trabajar en su nueva serie Promesas para ser feliz. Más que promesas, las diez piezas de Luévanos parecen armar un rompecabezas de consejos a seguir o evitar para sobrellevar la tristeza, la melancolía y todo lo que pareciera ser enemigo de la plenitud. En rosa y negro, las piezas se notan más maduras y pulidas comparadas con su trabajo anterior. Cargadas de melancolía y nostalgia se distinguen por su elegancia y simplicidad.

Tuvimos oportunidad de platicar con Ricardo y estas fueron las respuestas que nos dio:

Pánico (P). Personalmente te podría catalogar como ilustrador, pero también fotógrafo (sin entender bien a bien los límites entre cada disciplina). Me gustaría saber cómo defines tu trabajo.

Ricardo Luévanos (RL). Mi trabajo lo defino como mixed media. Todo parte de la fotografía. Se crea un concepto, se hacen fotos y, basándome en eso, genero composiciones. Aplico filtros, texturas y elementos a mano. Luego los escaneo y los incorporo a la composición. Es una especie de collage también, creando así una imagen que intenta tener un mensaje profundo. Todo es en salida digital sobre diferentes tipos de papel y con diferentes acabados. A veces, una vez impresa la ilustración, la intervengo con grafito, carboncillo y otros elementos.

P. ¿Cuáles son los temas que más te interesan a la hora de trabajar? ¿Por qué?

RL. Definitivamente la nostalgia, el anhelo y las cosas imposibles.

La búsqueda constante del ser humano por estar bien, por encontrar la felicidad y la incansable búsqueda del amor y el romanticismo.

P. Tus imágenes en lo personal me parecen un poco violentas, pero más que violentas son melancólicas. Comúnmente la melancolía se define como una tristeza permanente basada en algún suceso personal, o como una añoranza por algo que pudo o no pasar . ¿Te consideras una persona melancólica?

RL. Sí, soy melancólico. Es parte fundamental de mi vida. Muchos se sienten identificados con los mensajes, por que al fin y al cabo todos somos humanos y compartimos ese sentimiento.

P. ¿Por qué el rosa y el negro en tu nuevo trabajo?

RL. Es una serie de diez ilustraciones llamada: Promesas para ser feliz. Diez consejos a través de diez ilustraciones para alcanzar la felicidad. Algunos imposibles de cumplir, otros muy a nuestro alcance. Cada quien decide si los toma o si puede hacerlos o no. El rosa es porque creo que todos queremos una vida color de rosa.

P. ¿Qué es para ti la felicidad? ¿Eres feliz?

RL. Alguna vez en un libro leí una frase que dice: La felicidad no es una estación a la cual llegar, sino una manera de viajar. Eso es para mi la felicidad: sentirte bien y pleno en el camino. Por el momento sí, soy feliz.

P. ¿Qué es para ti la tristeza?

RL. La tristeza es el sentimiento del que todos quieren huir. Sin embargo, nos alcanza y curiosamente nos hace crecer en distintos aspectos y, gracias a eso, podemos sentir y darnos cuenta cuando la felicidad se hace presente. Son sentimientos llenos de contraste, pero se agradece tanto la tristeza como la felicidad.