El 2015 no ha sido un buen año para American Apparel… en lo absoluto. Primero el escándalo de despedir a su creador y CEO, Dov Charney, gracias a que éste (a su vez) se vio envuelto en otra serie de escándalos debido a sus muy cuestionables prácticas laborales con empleadas femeninas… Lo que también provocó, que a su salida, la marca de Los Angeles optará por cambiar su identidad; dejando atrás el tono sexual y aspirando más a la cultura pop… sin mucho éxito. Como dijimos, no ha sido un buen año.

Ahora para hacer de su situación un poco más apremiante, las ventas no han estado nada bien, de hecho han estado tan mal que los ejecutivos de American Apparel afirman que quizá no logren sobrevivir un año más. De acuerdo a un comunicado de prensa enviado por la marca, se pondrá en acción un plan de rescate que desafortunadamente incluye despedir a mucha gente y cerrar tiendas.

La nueva CEO Paula Schneider afirmó lo siguiente: “Nuestra principal prioridad es mejorar la mezcla entre los procesos y productos, la cual ha llevado a muchas pérdidas en los últimos 5 años. Nuestros clientes, empleados y comunidades locales alrededor del mundo creen que American Apparel es una marca iconica que merece triunfar. Mi trabajo es hacer que eso suceda”.

Fuente: Complex.com